Dir.: Los Industriales 122, La Molina, Lima. 555-3215       goo fb Yt
 
Inicio » Blog » Doulas: Ángeles de la maternidad

Doulas: Ángeles de la maternidad

25 de noviembre de 2014
La maternidad es como un mar de emociones, desde el tiempo del embarazo, en el que abundan las dudas, expectativas, miedos, sentimientos encontrados; y, sobre todo,  un período en el que, recibimos gran cantidad de opiniones externas, muchas veces sin que lo pidamos.
 
Las Doulas, son la maravillosa compañía que podemos tener las mujeres durante nuestro embarazo, parto y post-parto.  Las Doulas, son mujeres que están al servicio de la gestante, brindándole información sobre el embarazo y ayudándole a comprender todos los cambios que ocurren en el cuerpo, la mente  y los sentimientoso que van aflorando en todo este proceso. Te presentan las distintas opciones para tu trabajo de parto, y cómo hacer de este momento algo inolvidable y placentero, te informan sobre temas de lactancia, crianza y cuidados del bebé, dan esa contención y apoyo emocional y físico que puedes necesitar en cualquier etapa de tu maternidad. En una palabra EMPODERA a la mujer.
 
Te preguntarás si tengo a mi doctor, ¿Para que necesito una Doula?
 
Estamos para acompañarte, para ayudar a aclarar tus dudas, tus temores, escuchar tu historia personal con el mayor respeto y confidencialidad. La Doula está para ti todo el tiempo, sin esperar a la próxima cita programada, tienes garantizada su presencia y atención cuando lo necesites. Tu Doula está ahí sólo para ti. Una Doula no realiza tareas clínicas, ni sustituye a tu médico u obstetra, su labor se enfoca exclusivamente en dar el  apoyo  necesario,  manteniendo el espacio y controlando los factores ambientales y emocionales de la madre y del padre. 
 
Tu pareja, puede ser un compañero de parto ideal. Te conoce mejor que nadie, y ese vínculo no puede ser sustituido por una Doula,  ni por nadie. La Doula, facilita la participación del futuro padre sugiriéndole acciones para que su mujer se sienta protegida y respetada en el momento que vive,  guiando su reconocimiento en el trance de su parto,  ayudando a complementar las fortalezas de la pareja. Un trabajo de parto es largo y agotador, muchas veces el padre necesita descansar, comer, ir al baño, etc., en esos casos, él tiene la seguridad de hacerlo con absoluta confianza, estamos para apoyarlo a él también. 
 
La Doula, a diferencia de la pareja o familia, no está tan personalmente involucrada con la madre, para que le sea incomodo verla en trance de parto, la Doula sabe lo que puede esperar y está preparada para mantener la calma durante el proceso acompañando a la gestante de principio a fin. 
 
Generalmente madre y padre trabajan muy bien juntos su parto; en esos casos, damos un paso al costado y los dejamos solos, en su intimidad. Existe un momento donde sólo observamos, escuchamos y sentimos, esto tiene un gran valor, es ahí cuando honramos y protegemos el lugar de nacimiento de un bebé y la transformación de una pareja en familia.
 
Creamos un espacio sagrado, pues consideramos que todo nacimiento, no solo significa la llegada de un bebé a este mundo, sino que es la forma como le damos la bienvenida a un ser puro, que solo necesita amor y respeto. Las Doulas ayudamos a  esta mujer sabia a reconectarse con su intuición, ofrecemos un espacio de apoyo, cuidado, respeto y paz durante el embarazo, parto y post parto. Para las Doulas, cada acompañamiento es una gran experiencia de amor, somos esa persona que  acompaña tu proceso de embarazo, parto y post parto, con respeto absoluto por tus decisiones, que esta ahí para apoyarte en todo lo que decidas, no para decidir por ti, jamás juzgamos las decisiones que tomes en cuanto a tu trabajo de parto.
 
La Doula  cree en ti y en la habilidad de tu cuerpo para traer a tu hijo al mundo de la manera más respetada posible, entendemos perfectamente que el abanico de formas de dar a luz y nacer es amplísimo, y por ello, estamos preparadas y cómodas con acompañar muchos tipos de nacimiento. Te apoyamos en todo sentido, es decir,  tus decisiones, tu proceso, tu cuerpo, tu mente y tu espíritu y la certeza de que los nacimientos pasan como tienen que pasar. 
 
El parto es un tema ancestral y  durante miles de años las mujeres nos hemos acompañado en esta experiencia tan maravillosa, tan íntima y sobre todo tan natura. La Doula está para proteger la oxitocina, para que siga fluyendo de acuerdo como tu cuerpo lo vaya necesitando y es importante continuar de esta manera.
 
“Durante el proceso del parto, se activa en la parte primitiva, arcaica del cerebro, fisiológicamente es un proceso involuntario y lo que necesita es protección no ayuda.”  Michel Odent. Chile 2014
 
Tania Dueñas
Doula Certificada 
Consejera en Lactancia Materna
Coordinadora Nacional Perú de la Red de Doulas de Latinoamérica y el Caribe 
993-495-058 
 
goo fb Yt